Estoy notando que, cada vez, es más frecuente encontrar personas que se sienten desbordadas y sobrepasadas.  Y no sólo por la sobrecarga del trabajo en sí, sino por la sensación de no sentirse respaldadas, apoyadas ni cuidadas suficientemente en la empresa, teniendo que trabajar por encima de sus posibilidades, pues se prescinde de material, medidas y recursos, sobre todo humanos, en lugar de reforzarlos precisamente ante esta nueva situación, a la que se añaden dificultades distintas de las que habitualmente están acostumbradas a gestionar.

Por una parte, es comprensible que exista cierto grado de desajuste o “descontrol” empresarial, al tener que hacer frente a cambios inmediatos y repentinos de los que, además, se desconoce cuál será su perdurabilidad y sus efectos finales.
Sin embargo, descuidar al principal motor del negocio, las personas que trabajan en él, es peligroso y pone en riesgo no sólo su salud sino que la propia empresa siga avanzando y creciendo de una manera consistente y sana.

¿Cuál es el coste de desatender el factor humano y, no sólo de quienes trabajan contigo, sino de ti mism@?

  • Trabajo disfuncional, al redistribuir a las personas y tareas de manera descompensada.
  • Disminución del rendimiento y la productividad laboral.
  • Aumento de bajas, absentismo y rotación de puestos.
  • Disminución de la calidad en el trato y atención al cliente (tanto externo como interno), lo que repercute en la calidad global del servicio o producto que se ofrece.
  • Desconfianza e insatisfacción de los clientes y disminución de éstos y las ventas.
  • Repercusión desfavorable en la toma de decisiones.
  • Empeoramiento de la comunicación y coordinación interna y externa, incrementándose los errores y malentendidos en cantidad y frecuencia.
  • Incremento del malestar individual y colectivo en la empresa, desmotivación, empeorando así el clima laboral.

¿Es posible, en tiempos de crisis, cuidarte y cuidar a tu equipo y, a la vez, mantener e incluso hacer crecer tu negocio?

Afortunadamente, muchas empresas y profesionales trabajamos en este sentido contribuyendo y acompañando en esa transformación esencial de algunos negocios, para que puedan lograr ese crecimiento externo, partiendo desde su propio desarrollo y crecimiento interno.

Hace unos días me emocioné escuchando este podcast con Carlos Delgado, de Level UP Escuela de Negocios, que comparto a continuación, con el que estoy en completa sintonía y para lo que, al igual que ellos, trabajo cada día, confiando en que cada vez sean más las empresas que consigan lo que podéis escuchar aquí, con dos ejemplos reales.

https://www.youtube.com/watch?v=9s9Mkq2yrQA

Trabajar cuidándote y cuidando de tu equipo en época de crisis puede no ser fácil, pero no es incompatible y, al contrario de no hacerlo, es más saludable, efectivo y rentable.

Confiando en empresas cada vez más Emocional-Mente conscientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad