La libertad es uno de los motores del emprendimiento.  Por supuesto, existen también otros, aunque yo diría que éste es posiblemente uno de los más frecuentes.

¿Y qué es ser libre?

A lo largo de la historia de la humanidad ha habido diversas interpretaciones sobre qué es ser libre.  Por ejemplo, ser dueño de tu destino (“no ser esclavo”), libre de elegir, encontrar la verdad, hacer lo que queremos, capacidad de elegir lo correcto …

Sin embargo, más que en la definición de este término, quiero entrar en el propósito de ser libre, en ese para qué queremos libertad, qué buscamos al ser libres.

En el plano laboral, que es al que me refiero principalmente, queremos ser libres para disponer mejor de nuestro tiempo: tener más flexibilidad horaria, pasar más momentos y de calidad con nuestra familia y seres queridos, disponer y disfrutar de períodos vacacionales cuando, donde y con quienes queramos, también para viajes, ocio y diversión.

Y para llegar a esto, también hay que tener presente la otra cara de la libertad, que es la del compromiso y la responsabilidad, unidos a la acción.

Ser libre también supone, durante un tiempo – y no corto, la mayoría de las veces-, privarse de multitud de ocasiones en las que otros disfrutan, se relajan, se relacionan socialmente.

Ser libre supone tener el suficiente coraje y la fortaleza interior necesarios para persistir e insistir en aquello que sabes que tienes que adentrarte, trabajar y sembrar para que, más adelante, dé sus frutos.  A pesar de las tentaciones y los altibajos mentales y emocionales, mantenerte firme en ese compromiso para lograr tu propósito.

¿Cómo ser fiel a tu propósito, sin caer en la tentación?

Ser fiel a tu propósito de ser libre se consigue automotivándote, volviendo continuamente sobre tus propias razones o motivos internos y enfocándote en ellos para continuar.  Será clave también que los momentos más duros intentes hacerlos más llevaderos, trabajando tu mente, emociones, cuerpo y espíritu.

Concéntrate en tus logros y fortalezas, en lo que te gusta y te apasiona de lo que haces, recuérdate de lo que eres capaz, permítete sentir tus emociones, aprendiendo a regularlas y equilibrarlas de manera constante (no sólo puntualmente cuando ya se han disparado), ejercita y nutre saludablemente tu cuerpo con regularidad y atiende y aprecia los pequeños detalles del día y el simple y poderoso hecho de que sigues aquí y estás vivo/a.  A continuación, te dejo el siguiente enlace a una de las meditaciones que yo suelo seguir, para ayudarte a conectar con tu fuerza interior y equilibrar tu energía https://www.youtube.com/watch?v=vvDQJgHTJmw

Si te cuesta ser constante y caes fácilmente en lo que sabes que te aleja de tu propósito, te recuerdo que, durante estas semanas, estoy aportando ideas sobre lo que sí puedes hacer para mantenerte enfocado y en la dirección que quieres para tu proyecto o empresa.

En el capítulo 2 del pódcast comienza esta nueva propuesta de ideas motivadoras.

¿Te apetece escucharlo? 😉

Desde aquí puedes hacerlo:  https://lauramunoz.coach/capitulo-2-mentalidad-de-crecimiento/

Te invito a continuar explorando la web y a seguirme en mi perfil de las distintas redes sociales, donde aportaré más ideas semanalmente.

Me encantará leerte en comentarios y saber qué te han parecido mis publicaciones.

¿De qué otros temas te gustaría que tratara?

¡Gracias por dedicarme unos minutos!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad